Español     English     Deustch  
Hoteles y Apartamentos Villas y Viviendas Vacacionales Turismo Rural Sobre ElHierro.Com
INFO
Qué ver?
Fotografías
Mapa
Historia
Geología
Clima
Flora
Fauna
Economía
Pueblos
Fiestas
Deportes
Gastronomía
Artesanía
TRANSPORTES
Rent a Car
Taxis
Marítimos
Aéreos
Guaguas
LINKS
Lanzarote
Fuerteventura
Gran Canaria
Canarias
GEOLOGIA
La isla de El Hierro está situada a 27,7 grados Norte y 18,0 grados Oeste. Es la más pequeña del archipiélago con 278,5 Km2 y está emplazada en el sudoeste, en la posición más occidental y meridional de Canarias.

Su punto más alto se encuentra a una altitud sobre el nivel del mar de 1.501 metros en el pico de Malpaso o Tinganar, siendo una de las islas proporcionalmente más altas y de vertientes medias más profundas del mundo. Presenta un litoral de 107,5 Km. y es la más joven del conjunto de las Afortunadas, ya que no sobrepasa los 3 millones de años.

La isla tiene un carácter extremadamente accidentado con sus 257 barrancos, riscos, escarpes y roques.
 
No es de extrañar que la isla más pequeña del archipiélago canario deleite a quienes la visitan no sólo por su gran atractivo natural y ecológico, sino también por la contribución de sus habitantes al desarrollo sostenible y conservación de los valores naturales y patrimoniales de la zona.

El Hierro cuenta con el 60 por ciento de su territorio protegido debido a su diversidad natural y cultural y fue nombrado por la Unesco como Reserva de La Biosfera el 20 de Enero de 2.000.

El Hierro está configurada como una meseta con forma de arco abierto hacia el N, cuyos vértices son la punta del Guanche (al NE), la punta La Restinga (al S) y la punta Orchilla (al O). La mayor altitud de la isla corresponde a Malpaso (1.501 m.), seguido por el Pico de Tenerife (1.253 m.).

Las costas de El Hierro son rocosas y muy abruptas, con inaccesibles acantilados de hasta 1.000 m. de altura y con diferentes calas y piscinas naturales.

En su lado septentrional, un profundo entrante semicircular constituye el valle de El Golfo, frente a los otros dos más rectilíneos.

El origen de la isla se remonta a unos 100 millones de años, cuando el fondo del océano comenzó a abombarse debido al empuje del manto.

 
Finalmente la corteza se rompió, agrietándose en forma de estrella de tres puntas. Por las grietas empezó a fluir el magma y, tras sucesivas erupciones y apilamientos, la isla emergió del océano como una imponente pirámide triangular coronada por un volcán de más de 2.000 m. de altura. Las grietas iniciales se convirtieron en conductos de emisión de lava que dieron paso a tres cordilleras dorsales sobre las que se alinean numerosos conos volcánicos. Por otro lado, al enfriarse el magma en estos conductos se solidificó en forma de gigantescas pantallas basálticas verticales, formando los característicos diques tan típicos de la arquitectura geológica herreña.

La actividad volcánica, concentrada principalmente en el punto de encuentro de las tres dorsales, permitió el continuo crecimiento de la isla. Hace tan sólo 50.000 años, como resultado de algún temblor sísmico, se produjo un deslizamiento de proporciones gigantescas: un gran pedazo de la isla se rompió y se precipitó por el talud marino para desparramarse luego por los fondos oceánicos. Este desprendimiento de más de 300 km3 originó el impresionante anfiteatro del valle del Golfo. El deslizamiento del golfo produjo un tsunami que seguramente superó los 100 metros de altura y es probable que llegara a las costas americanas.

A pesar de que ya han transcurrido más de 200 años desde la última erupción, El Hierro cuenta con la mayor densidad de volcanes de Canarias, con más de 500 conos a cielo abierto, otros 300 cubiertos por coladas más recientes, y unas 70 cuevas y tubos volcánicos, algunos tan notables como la cueva de Don Justo, cuyo conjunto de galerías supera los 6 Km. de longitud.

El Hierro.com: Reserva de hoteles en El Hierro